Nuestro compromiso

Compromiso y participación social es nuestra vía para asumir el deber que nos corresponde con nuestro entorno
Persones-Entorn-Empresa

Motivaciones

Nuestro modelo social, entiende las personas y las empresas como partes altamente interrelacionadas de un sistema, que nos vincula también al medio natural.

Como miembros de ese sistema trabajamos por su equilibrio, es decir, el punto donde la totalidad de sus componentes alcanzan su nivel óptimo de calidad de vida.

Estos conceptos son partes de los fundamentos de nuestro proyecto empresarial, nos definen y estructuran también nuestro proceso de decisión.

Un proceso que se hace constantemente las tres preguntas claves para poder decidir de forma informada:

  • Afecta negativamente nuestra actuación en la calidad de vida de los demás miembros del sistema?
  • Afecta positivamente?
  • Estamos favoreciendo el equilibrio del sistema?

Las primeras dos cuestiones, que hemos definido como “nivel de decisión pasivo” y “nivel de decisión activo” son contestadas en el ámbito interno con la información del exterior.

La tercera, el “ámbito de decisión cooperativo” implica una respuesta hacia el exterior, de forma coordinada con el resto de agentes del sistema para poder corregir los desequilibrios que la actuación humana ha generado en el sistema.

El término “nivel” y el orden implícito nos ayudan (primero el pasivo y segundo el activo) a tener siempre presente que una pregunta no puede pasar al siguiente nivel sin una respuesta satisfactoria en el anterior.

Por eso, cuando buscamos respuesta a la tercera pregunta, no hablamos de nivel, sino de ámbito. Y es por ello, que a diferencia de los niveles, no podemos establecer un método que nos ayude y nos controle, sino que hemos de establecer una plataforma de cooperación con el entorno.

Para nosotros, esta plataforma de decisión es lo que hemos denominado “Compromiso y participación social“. Un espacio para escuchar, debatir, decidir y trabajar con otras entidades.

 

Metodologia

Metodología

¿Qué?

Lo que nos define como personas o entidades es nuestro conocimiento. Fruto de la combinación de la capacidad lógica y de las experiencias acumuladas, es lo más importante que tenemos, nuestra esencia.

La esencia de nuestra entidad es su capacidad y experiencia en el mundo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), además del campo del diseño corporativo y web. Es lo más valioso que podemos aportar al entorno, y donde más podemos cooperar.

¿Cómo?

Para poder conocer las necesidades de las entidades con las que colaboramos, es imprescindible abrir un canal de comunicación fluido con ellas.

En función de la información aportada por las entidades, realizamos una auditoría de recursos tanto en el uso de las TIC como en lo referente al desarrollo del diseño de la identidad corporativa de la entidad y posteriormente acordamos los parámetros de la colaboración.

Acción

Como resultado de la colaboración la entidad puede obtener alguno/s de nuestros servicios con descuentos que pueden ir hasta el 100% a cambio de un reconocimiento de la autoría, de este modo tanto la entidad como el empresa salen beneficiadas de la experiencia.

 

Escletxa Digital

Ámbito de actuación. La brecha digital

La generalización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) está implicando la deconstrucción de las dinámicas económicas, sociales y culturales de los últimos tiempos. Dentro del ámbito cultural, pero estrechamente relacionado con los demás, es donde encontramos esa brecha digital, que no sólo afecta al acceso a la cultura, sinó al acceso de oportunidades laborales y sociales.

Hablamos, por tanto, de cambios difícilmente comparables con otros anteriores y, de un nivel que pocas tecnologías (el sedentarismo o la electrificación) han generado.

Así, acelera nuestros biorritmos, altera el modelo de relaciones personales, los sistemas de producción de bienes y servicios y, incluso, modifica nuestra estructura cerebral.